Comienzan las exhumaciones de bebés robados en el cementerio de San José

Los trabajos durarán 12 meses y se intervendrá en 44 sepultura para resolver 46 casos de desapariciones irregulares de recien nacidos en el hospital de Cádiz a finales de los años 60, durante la década de los 70 o principios de los 80
Fátima Sánchez
20/10/2017
Cádiz
0|o0HcZv8ED5Q

Es la primera sepultura que va a abrirse en todo el país para descubrir la verdad a petición de la asociación SOS Bebés Robados. Se busca un pequeño ataúd vacío según la hermana del recién nacido que se supone se enterró aquí, a principios de los años 80, y que su madre alumbró en el antiguo hospital Fernando Zamacola de Cádiz, hoy Puerta del Mar. Esta desaparición protagoniza uno de los tantos casos que aún están abiertos, pendiente de resolución judicial.

Con esta, la asociación SOS Bebés Robados y el Ayuntamiento de Cádiz han dado comienzo a las primeras exhumaciones de las 46 a realizar en el antiguo cementerio de San José. Un camposanto clausurado que acogerá la única actuación de estas características que se realiza en todo el país, para la reparación de la dignidad de las familias que perdieron a sus hijos de forma irregular tras su nacimiento en hospitales de la provincia a finales de los años 60, durante la década de los 70 o principios de los 80.

En el viejo camposanto de Cádiz se ha vivido mezcla de emociones, entre las lágrimas por el hijo o el hermano perdido y la alegría por la llegada de un momento largamente esperado, una meta conseguida.

El Cementerio Mancomunado de la Bahía, CEMABASA, ha aportado 50.000 euros a las familias para sufragar el coste de las tareas y el Ayuntamiento ha puesto el material y al arqueólogo municipal que coordinará los trabajos.

La intervención tiene un plazo de ejecución de 12 meses según ha informado el teniente de alcalde de Memoria Democrática y presidente de CEMABASA, Martín Vila. Se abrirán un total de 44 sepulturas situadas en 13 enterramientos comunes situados en estructuras verticales excavadas en la tierra.

publicidad