Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

Las cuentas del Gran Capitán

Los recelos del rey Fernando de como gestionaba los asuntos económicos por parte del gran militar cordobés tras su exitosa campaña en Italia, incomodó en el honor de tal manera al genial servidor de su majestad católica, que le expuso un "estadillo" tan minucioso y detallado, por lo que fue protagonista del primer "zasca" de la historia a un monarca que se recuerda
Manolo Sanchez
29/12/2017
Cádiz

De los Tercios españoles se sabe que fueron la unidades de élite del ejercito español durante sus grandes campañas en Flandes. Su maestría en la esgrima de alabarda causaba pavor entre los flamencos, que sucumbían a ejércitos inferiores en número. Además su ataque tenía una característica atroz. Atacaban en silencio. Lo que desconcertaba aún más si cabe al enemigo.

Su gran general fue Gonzalo Fernández de Córdoba, también llamado “el Gran Capitán” por sus innumerables victorias para la corona española. Tantas que así entendía don Gonzalo que las posesiones y el imperio en expansión que heredaba en aquel momento Fernando el Católico se debían en su mayor parte a su habilidad militar.

Así cuando los allegados y asesores del rey le insistieron a su majestad en que tuvieran cuidado con semejante espécimen militar, Fernando, que aún era un rey en ciernes no se fió de su general y tuvo a bien pedirle las cuentas del dinero ganado en las campañas, para que no se enriqueciese mas de lo debido. Algo que le pareció muy poco delicado y un insulto a don Gonzalo.

Y se las relató. Cien millones de ducados en armar los ejércitos, otros tantos en pagar misas a los fallecidos… en total una enumeración escrupulosa de los gastos. Y terminaba diciendo algo así como “ y doscientos millones de ducados por tener que descender a darle explicaciones de por qué le he regalado un reino”. El primer zasca de la historia.  

publicidad