Las autoridades elevan a 238 el número de muertos a causa del terremoto en México

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha hecho este jueves un llamamiento a recaudar cerca de 3,9 millones de euros para responder a la situación de emergencia a la que hacen frente los niños tras el terremoto de magnitud 7,1
Europa Press
21/09/2017
Sociedad

El balance de víctimas mortales como consecuencia del terremoto de magnitud 7,1 que sacudió el martes la zona centro y sur de México ha ascendido a 238, según el último balance oficial.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, ha indicado en rueda de prensa que en la capital del país el número de fallecidos ha aumentado a 108 en las últimas horas.

Previamente, el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, había cifrado en 230 los fallecidos, indicando que en Ciudad de México habían muerto cien personas.

A los muertos en la capital del país se suman 69 en Morelos, 43 en Puebla, trece en el estado de México, cuatro en Guerrero y uno en Oaxaca.

Las autoridades no han dado por cerrado el balance, en la medida en que aún se busca a posibles víctimas entre los escombros y no existe certeza de que algunos datos no estén duplicados. En las últimas horas se ha llegado a revisar a la baja el recuento de fallecidos.

El Servicio Sismológico de Nacional de México ha contabilizado un total de once réplicas en las últimas horas tras el terremoto registrado el martes al mediodía en el centro del país.

El terremoto tuvo lugar poco más de una semana después de otro de magnitud 8,2 en la escala de Richter que dejó más de un centenar de muertos en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco. Se da la circunstancia de que tal día como el 20 de septiembre, hace justo 32 años, se produjo otro seísmo en México que dejó miles de víctimas mortales.

UNICEF

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha hecho este jueves un llamamiento a recaudar cerca de 3,9 millones de euros para responder a la situación de emergencia a la que hacen frente los niños tras el terremoto de magnitud 7,1 que sacudió el martes la zona centro y sur de México, que ha dejado al menos 230 muertos.

El organismo ha indicado en un comunicado que ha intensificado sus esfuerzos, desvelando que ha desplegado misiones de evaluación rápida en la capital, Ciudad de México, y los estados de Puebla y Morelos.

"UNICEF tiene presencia permanente en México pero, en estos momentos, el país y organizaciones como la nuestra enfrentan un gran reto", ha indicado Christian Skoog, representante de UNICEF en México.

"Nuestra prioridad en estas circunstancias es contribuir, según se requiera, a proteger la integridad física y emocional de niños, niñas y adolescentes", ha agregado.

"Mientras nos esforzamos por identificar sus necesidades por medio de nuestras misiones de evaluación, en estrecha colaboración con las autoridades mexicanas y con nuestros aliados de la sociedad civil, expresamos nuestra solidaridad y apoyo al pueblo de México", ha subrayado Skoog.

El organismo ha recalcado que además de su movilización en Ciudad de México, Puebla y Morelos, continúa ofreciendo apoyo a los niños afectados en los estados de Oaxaca y Chiapas por el seísmo del 7 de septiembre.

"Como trabajadores humanitarios, como padres muchos de nosotros y simplemente como seres humanos, compartimos el dolor de quienes han perdido a sus niños y niñas, así como la esperanza de los que aún esperan noticias," ha indicado Skoog. "Nuestros corazones están con ustedes y con todo México", ha apostillado.

El terremoto ha dejado cien muertos en Ciudad de México, a los que se suman 69 en Morelos, 43 en Puebla, trece en el estado de México, cuatro en Guerrero y uno en Oaxaca.

Las autoridades no han dado por cerrado el balance, en la medida en que aún se busca a posibles víctimas entre los escombros y no existe certeza de que algunos datos no estén duplicados. En las últimas horas se ha llegado a revisar a la baja el recuento de fallecidos.

El Servicio Sismológico de Nacional de México ha contabilizado un total de once réplicas en las últimas horas tras el terremoto registrado el martes al mediodía en el centro del país.

El terremoto tuvo lugar poco más de una semana después de otro de magnitud 8,2 en la escala de Richter que dejó más de un centenar de muertos en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco. Se da la circunstancia de que tal día como el 20 de septiembre, hace justo 32 años, se produjo otro seísmo en México que dejó miles de víctimas mortales.

publicidad